Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  18 de Agosto   
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Notas » Imprimir Nota
07/05/2018

Vincular salario a productividad para recuperar poder de compra

Redacción

Puebla, el cuarto estado con el peor salario en el país: Ibero


Puebla es el cuarto estado con el peor salario en el país, de 3 mil 237.14 pesos al mes, que no alcanza para adquirir la canasta básica, que marca un diferencial de 2 mil 262.81 pesos con el salario que perciben los trabajadores en Baja California Sur.

Además, en los últimos diez años ha crecido la precariedad laboral que alcanza actualmente al 75 por ciento de los poblanos que trabajan, mientras que en 2005 representaban el 71 por ciento.

A nivel nacional se requeriría un salario mínimo nominal de tres mil 374.5 pesos mensuales con base en la productividad para recuperar el poder de compra, y con ello reducir las brechas de derechos sociales y pobreza que privan en el país.

De acuerdo con el Observatorio de Salario de la Ibero Puebla, el salario mínimo es de pobreza, pues actualmente es de 88.4 pesos diarios, cuando debería ser de 359 pesos para que una familia esté en la línea de bienestar establecida por el Coneval.

En México prevalece la precariedad laboral, en la medida que las personas que trabajan no ganan lo suficiente para atender sus necesidades básicas.

Además de no ganar lo suficiente la mayoría de las personas que trabaja (52 por ciento) laboran más de ocho horas al día y apenas el 19.7 por ciento trabaja las ocho horas que marca la ley.

A lo anterior se suma que tampoco el 50 por ciento de todos los mexicanos en activo cuentan con las prestaciones mínimas de ley, y otros más tienen apenas una o dos prestaciones, y solo muy pocos el (13.6%) sí tiene las prestaciones mínimas de ley como vacaciones, aguinaldo e Infonavit.

El mayor problema está en la población joven (15 a 29 años de edad), pues el 89 por ciento de ellos son subordinados, y apenas el 10 por son emprendedores.

Incluso de esos subordinados alrededor de 7.7 millones carecen de contrato, por consiguiente sus salarios son irregulares y sin prestaciones.

En definitiva, en México hay una desvinculación de la productividad con los salarios; la productividad crece 19 por ciento, en tanto que los salarios caen entre 8.8 por ciento (salario mínimo) y 10.1 por ciento (industria manufacturera).

Si el salario mínimo en México hubiera sido determinado con base en el aumento de la productividad y sin pérdida de poder adquisitivo debió haber sido de 112.50 pesos y no de 88.36 pesos diarios para 2018.

Por consiguiente, la salida a este problema es vincular los salarios por rama y sector a la productividad, desvincular el aumento de los salarios de la economía al salario mínimo, y establecer criterios de recuperación de poder de compra de todos los salarios con base a una canasta básica, no a la inflación, concluye el Observatorio de Salarios de la Ibero Puebla. 

Ver más Notas » Imprimir Nota


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com