Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  21 de Octubre   
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Artículos » Imprimir Artículo
07/10/2017

Doña Mago, la jefa de información

Socorro López Espinosa

A lo largo 46 años estuvo al frente de su puesto de periódicos


Margarita Alcalá Cruz falleció este viernes, a la edad de 76 años.

Desde su puesto de periódicos, ubicado en el Portal Morelos, vivió gran parte de la historia de Puebla.

Vio la transformación del Centro Histórico de Puebla y de la vida político-económica de Puebla, cuando desde niña acompañaba a su papá Don Ascensión Alcalá al puesto de periódicos, que él tenía desde 1928.

Era la tercera de cinco hermanos, estudió hasta el nivel de Secundaria, y a partir de 1971 ella se hizo cargo del puesto de periódicos al fallecer sus padres.

Desde su puesto de periódicos, en la esquina de la ahora Juan de Palafox y 2 sur, vio la transformación del tranquilo y también ruidoso Centro Histórico. Vio las violentas manifestaciones; vio correr a los estudiantes perseguidos. Un día ella también corrió junto con su hijo, Mario Romero Alcalá, cuando la nube de gas lacrimógeno lanzado por los policías empezó a envolverlos.

Doña Mago fue testigo -a lo lejos- de reuniones impensables entre políticos en torno a una taza de café ya fuera en el Royalty, en el café del hotel del Portal, hoy Italian Coffe, o en la Pizzería Vitorio’s.

Sí, todos los reporteros pasábamos por su puesto de periódicos, para comprar un diario o una revista;  para recoger un boletín, también para entregarle boletines y que los repartiera a los reporteros.

Orientaba a los reporteros sobre dónde eran las conferencias de prensa, también cuándo y qué hora habría una reunión donde no querían la presencia de reporteros.

Si se andaba en busca de algún político, líder sindical, maestro o hasta de un empresario, Doña Mago sabía dónde estaba y con quién; si había pasado por Reforma o por la 2 sur o si estaba en Sanborns, en Aguirre o en algún otro restaurante.

Así era Doña Mago, la jefa de información.

Durante casi cinco décadas Doña Mago estuvo en su puesto de periódicos que luego se transformaría en kiosco.

Pero no todo fue tranquilidad para ella y para los demás voceadores de los Portales.

Hubo ocasiones en que muy temprano, cuando apenas empezaba acomodar los periódicos y las revistas, llegaba un grupo de hombres y ‘compraban’ todos los ejemplares de una revista en particular o de un diario, porque publicaron cierta información que era ‘incómoda’ para algún personaje.

Más reciente en 2011, ella y los demás vendedores de periódicos en los Portales enfrentaron a los inspectores del ayuntamiento poblano, que sin mediar palabra y de forma violenta a plena luz del día les decomisaron periódicos, revistas, cigarros y dulces; acción que realizaron durante dos días. El pretexto: debían regularizarse, pese a que todos tienen permiso para operar.

Doña Mago contaba anécdotas de políticos, empresarios y hasta de algunas familias conocidas de Puebla; leía lo que publicaban los periódicos locales y “los de México”.

No a todos los que platicaban con ella les enseñaba parte de su ‘archivo personal’ de recortes de periódicos o revistas sobre alguna información importante o interesante, que tenía ahí en su puesto de periódicos.

Recordaba cuando vendía cientos o miles de ejemplares al día de periódicos y revistas.

Decía que la venta empezó a bajar desde finales de los ochenta con la crisis económica, y en los últimos años con la presencia del internet y porque la gente lee menos “ya es poco lo que se vende”, afirmaba.

Se extrañará el contacto obligado con Doña Mago, la involuntaria jefa de información.

Ver más Artículos » Imprimir Artículo


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com