Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  26 de Septiembre   
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Columnas » Imprimir Columna

Paquete económico 2023: Equilibrio fiscal con poco margen de maniobra

Arnulfo Rodríguez y Carlos Serrano, BBVA México



12/9/2022

El paquete económico 2023 está caracterizado por tres aspectos fundamentales: 1) no habrá nuevos impuestos ni modificaciones a la miscelánea fiscal; 2) se mantendrá la disciplina fiscal; y 3) el gobierno seguirá apoyando los programas sociales y proyectos insignia. Se trata del quinto presupuesto de esta Administración Pública Federal y se confirma la política de mantener las finanzas públicas sanas y una deuda pública como porcentaje del PIB relativamente baja.

No obstante, el siguiente año será más complejo de lo usual ante las condiciones de mayor apretamiento monetario (tanto externas como internas) y la desaceleración prevista para el crecimiento económico global, en particular para el de los Estados Unidos, nuestro principal socio comercial. Los tres aspectos mencionados aunados a estas previsiones económicas implicarán un reducido margen de maniobra para el gobierno federal ante un escenario que contemple menores ingresos públicos a los previstos.

El paquete económico mantiene la disciplina fiscal al proponer una meta de 0.2% del PIB para el déficit primario del próximo año. Ello representaría una política fiscal ligeramente más laxa en relación con el superávit primario de 0.1% estimado para 2022.

Este paquete proyecta Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) de -4.1% del PIB y un Saldo Histórico de los RFSP de 49.4% del PIB al cierre de 2023. A pesar de haber usado una expectativa de crecimiento de 3.0% para el PIB real como supuesto para la estimación de las cifras de finanzas públicas, el gobierno federal estima que los ingresos tributarios (sin IEPS de combustibles) crecerán a una tasa anual real de 1.3%.

Lo anterior, indiscutiblemente, representa un riesgo al alza para la evolución de los RFSP y el saldo histórico mencionado.

Dada la complejidad del entorno económico global y nacional que se prevé para 2023, el balance de riesgos para los ingresos públicos tendrá un sesgo a la baja. En particular, destaca el supuesto del marco macroeconómico asociado con el crecimiento económico previsto en el paquete económico.

En materia de crecimiento del PIB real, la sobreestimación del crecimiento para 2023 (3.0% vs estimación BBVA de 1.6%) es la principal fuente del riesgo a la baja para los ingresos tributarios (excluyendo IEPS de combustibles) proyectados.

Cabe destacar que la materialización de la expectativa de una desaceleración en el crecimiento económico del segundo semestre de 2022 perjudicaría la comparación anual del PIB del próximo año por partir de un menor nivel.

En relación con los ingresos petroleros, el gobierno federal tiene la expectativa de elevar la producción petrolera de 1.835 millones de barriles diarios estimados para el promedio de 2022 a 1.872 millones de barriles diarios para el promedio de 2023. Esta meta podría cumplirse siempre y cuando continuara el ritmo de crecimiento en la producción petrolera de los nuevos campos, aunque también existen riesgos a la baja en este pronóstico. No obstante, el menor precio promedio estimado para el barril de petróleo en 2023 implicaría una caída anual real de 15.5% en dichos ingresos, dependiendo de la estrategia de coberturas que se decida adoptar.

En lo que toca a los ingresos tributarios, resulta positivo que el paquete económico 2023 no contemple nuevos impuestos ni modificaciones a la miscelánea fiscal dado el contexto de debilidad económica, incertidumbre y atonía de la inversión que se prevé para el próximo año. Sin lugar a dudas, la mayor recaudación tributaria, ceteris paribus, dependerá en mayor medida de los esfuerzos de fiscalización y, por lo mismo, se tendrá un impacto incierto.

En todo caso, consideramos adecuado que no se haya aumentado la tasa del impuesto sobre la renta ni la del IVA dado el efecto económico contractivo de ambos impuestos en el corto plazo, sobre todo en una economía que tiene el mismo nivel de producción que hace cinco años.  

Para el mediano plazo será necesario que el país implemente una reforma fiscal que aumente los ingresos tributarios considerando que las presiones sobre el gasto público continuarán por los apoyos a Pemex, los programas sociales, el deterioro de la infraestructura debido a la falta de mantenimiento, el costo financiero de la deuda (que ha aumentado y seguirá haciéndolo debido al incremento en las tasas de interés) y el pago de pensiones. Sería aún más deseable que esta reforma fuera de gran calado y contemplara una mayor eficiencia en la ejecución de dicho gasto.

También sería pertinente que la reforma fiscal introdujera mecanismos transparentes para que, en situaciones en las que los ingresos fiscales sean menores a los previstos debido a desviaciones de los supuestos, las reducciones al gasto no se hagan de forma discrecional y sean aprobadas por el Congreso de la Unión.

En materia de egresos, el paquete económico 2023 contempla la continuidad de los programas de pensiones a los adultos mayores y personas con capacidades diferentes, becas y apoyo a la infraestructura educativa a través de la escuela es nuestra. De acuerdo con la SHCP, el gasto público seguirá rigiéndose por los principios de austeridad, racionalidad y eficiencia.

La política pública continuará privilegiando el desarrollo de las regiones rezagadas y con un enfoque hacia sectores estratégicos a través de inversiones en el sector energético y proyectos de infraestructura de transporte comercial, hidráulicos y de conectividad.

Valoramos de forma positiva el buscar mantener los equilibrios fiscales y, aun considerando los riesgos que representa una sobreestimación del crecimiento económico, estimamos que la deuda pública continuará en una trayectoria sostenible. Consecuentemente, la probabilidad de que el país pierda el grado de inversión en un horizonte de dos años es baja.

Ver más Columnas » Imprimir Columna


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com