Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  19 de Septiembre   
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Columnas » Imprimir Columna

La luz al final del túnel

Eugenio Bravo de la Torre, Viajes HR



10/9/2020

Cuando por años los países se enfrentaban por cuestiones de competencia y obtención de recursos naturales. Cuando el mundo se encontraba distraído fortaleciendo grandes alianzas en bloque para defender sus intereses en las diferentes áreas del mundo, resulta que un microscópico virus ha puesto a las grandes potencias, a los países en desarrollo y a las naciones más humildes de rodillas.

Y no solo eso. Empresas que dominaban estrictamente el ámbito económico como las líneas aéreas, las grandes cadenas de hoteles, las tiendas de departamentos, las grandes constructoras e inmobiliarias, y muchos otros ramos económicos que imponían condiciones a los clientes y al mercado, ahora también ellos están de rodillas.

Cuando las empresas, las familias, los ejecutivos y todas las personas teníamos nuestros planes y la programación de actividades, ¡oh sorpresa! que aparece el coronavirus (covid-19), que frena en seco casi todas las actividades; que nos obliga a arrinconarnos en nuestros hogares; que nos condiciona a trabajar, estudiar y resolver problemas a través de video conferencias; que desvía a los colegios, universidades y a todo el ámbito docente a avanzar desde casa.

A medida que avanzó la enfermedad, se extendió el tiempo combate sanitario y amenazó masivamente a las sociedades. También trajo las consecuencias del desempleo, cierre de negocios, reducción de sueldos y salarios, renegociación de deudas y necesidad de tiempo y préstamos para enfrentar la crisis económica que penetró a nivel personal y empresarial.

Pero, también ha dado grandes lecciones a la humanidad. El sector sanitario declaró la guerra a la pandemia. Combates heroicos se han desarrollado a veces sin los recursos necesarios y con muy sentidas bajas entre su personal.

Otros sectores se sumaron a coadyuvar las consecuencias del estado de contingencia: los bancos han diferido por algunos meses los pagos mensuales en sus créditos; las empresas en su afán de resistir han enviado a su personal a trabajar desde casa; se ha colocado en el mercado créditos bancarios; las personas hemos aprendido a vivir con cubrebocas permanente, gel antibacterial, tapetes o ‘charcos’ desinfectantes, limpieza extrema en hogares, negocios y empresas.

El sector turismo es de los más afectados y tal vez el que más tarde en recuperarse. Inicialmente parecía que si la pandemia duraba unos dos o tres meses la reactivación turística sería relativamente rápida. El problema se complicó cuando apretó la pinza: por un lado, se detuvieron los vuelos, cancelaron los viajes en cruceros, se cerraron los restaurantes, los hoteles, los museos, etc. Esto provocó el cierre de las excursiones y circuitos en casi todos los destinos turísticos. Por otro lado, todos nos mantuvimos con #SanaDistancia y nos alineamos al #PermaneceEnCasa. Al no haber oferta ni demanda, no había más que una muy inquietante situación de inactividad.

Ahora que los casos diarios van a la baja casi en todo el mundo (con algunos rebrotes muy localizados) y la posibilidad de obtener la vacuna disponible en pocos meses, el punto será la ‘reconstrucción de la confianza’ del viajero, del turista, del pasajero.

En este momento, las circunstancias parecen favorables. Las escalonadas reaperturas nos dan esperanza. La reactivación económica nos muestra la luz al final del túnel y todos nos disponemos a integrarnos a la Nueva Normalidad con nuevos ánimos y con la conciencia de que, hoy más que nunca, debemos dar nuestro 100%

Los descuentos, las promociones, las políticas de precios bajos, la estrategia de dar más por la misma tarifa, entregarán resultados mas pronto que tarde y el trabajo profesional y eficiente de quienes nos dedicamos al sector turístico permitirá una reactivación más rápida.

Finalmente, más que nunca debemos planear y reservar nuestros viajes y paquetes turísticos con agencias de viajes que nos brindan la ventaja de tener una atención personalizada, asesoría profesional y respaldo ante imprevistos durante el viaje.

Ver más Columnas » Imprimir Columna


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com