Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  28 de Septiembre   
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Columnas » Imprimir Columna

Órbita turística

Alejandro Cañedo P., Viajes HR



Cortesía en el aire

17/7/2020

Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos: Martin Luther King.

 

Para muchas personas viajar en avión es una pasión. La sensación del despegue y del aterrizaje resulta una experiencia emocionante. Para otras personas, estas mismas dos experiencias resultan terriblemente angustiantes. Pero para quienes amamos viajar y volar, la experiencia de volar y de los viajes largos, presentan un placer inigualable. Saber que estamos a kilómetros del piso, trasladándonos a lugares muy lejanos (casi siempre hermosos) y con la expectativa de disfrutar un período de tiempo experimentando lo desconocido incrementa el entusiasmo.

Al inicio de la aviación comercial, viajar era un lujo en donde se imponían las costumbres de etiqueta de aquellos primeros años, donde se comparaban con los viajes en trasatlánticos. Los turistas llegaban con sus mejores ropas y trataban de no perder el estilo. Hay que considerar que estos viajes no eran tan largos (de un solo tirón) ya que se requeriría hacer escalas. Por ejemplo, los vuelos de Nueva York a Rio de Janeiro, a bordo de las naves de Pan Am duraban varios días ya que se hacían escalas en donde los pasajeros y la tripulación aprovechaban para pernoctar.

Actualmente se puede dar la vuelta al mundo en aviones comerciales, haciendo solo una escala de conexión para repostar combustible. Por lo que el recorrido abarcaría de un viernes en la tarde a un lunes en la noche. Así que, se puede ir al “otro lado del mundo” en menos de dos días y esto ha provocado que al viajar se hayan relajado las personas y ya no se viaja con la etiquetan ni con la elegancia de antaño.

Pero esto no debe de significar que se pierdan las buenas costumbres y el buen trato. Convivir en un avión, con espacio reducido puede provocar que algunas personas sean desconsideradas con los demás pasajeros y un viaje de placer puede ser una experiencia no muy agradable. Es una pena que la rentabilidad de las rutas provoque en las aerolíneas colocar más asientos dentro del fuselaje ocasionando viajes incómodos para los pasajeros, especialmente para los de estatura alta y para los excedidos de peso.

Entre algunas recomendaciones para mantener la armonía están: ocupa el lugar que se te indica en su pase de abordar. No trates de ocupar el que no te corresponde. Si quieres cambiarlo espera que el total de los pasajeros hayan abordado y solicita a una azafata tu cambio. No abuses con la cantidad de artículos que puedes subir a bordo. Posiblemente no te des cuenta al abordar, pero esto causará problemas a los demás pasajeros ya que no habrá espacio disponible para sus maletas ‘carry-on baggage’.

Si tienes asiento de ventanilla y quieres salir al baño, pide permiso al ocupante del asiento de en medio y de pasillo (para filas de tres). Después de utilizar el baño déjalo como te gustaría encontrarlo. No reclines el asiento en el momento de consumo de alimentos, el ocupante del asiento de atrás te lo agradecerá. Abstenerte de hablar con el pasajero del asiento de al lado a menos que él (ella) muestre interés.

Finalmente, es muy importante guardar el orden establecido al abordar la nave como al abandonarla. Al inicio del viaje espera que nombren el grupo de abordaje al que perteneces. Evita que los oficiales de abordaje te llamen la atención por adelantarte. Después de presentar tu pase de abordaje y al ingresar al túnel y a la cabina guarda tu distancia y evita tensiones innecesarias. Al finalizar el vuelo, misma recomendación: ya llegaste a tu destino, toma tus cosas cuidadosamente y sal con todo orden y respeto.

Nota Especial: Ahora, en tiempos de Covid-19, sigue cuidadosamente las recomendaciones establecidas en los aeropuertos y las líneas aéreas. Procura mantener la sana distancia con el personal aéreo y con los demás pasajeros. Utiliza siempre cubrebocas y agrega una careta si es requisito para volar o si quieres incrementar tu protección. Descarga tu pase de abordaje a tu celular y en todo el proceso de tu viaje has lo posible por no tocar ninguna superficie. Finalmente, lava tus manos constantemente con suficiente agua y jabón.

Estas son algunas de las recomendaciones más comunes, seguramente hay cosas que te han molestado en los viajes.

Si tienes alguna más pásamela al twitter @alecanedop con el hashtag #loquenomegustaenlosaviones y le daré retwitt.

Recuerda, reserva con tiempo.

Ver más Columnas » Imprimir Columna


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com