Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  25 de Mayo   
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Columnas » Imprimir Columna

¿Cuál es la clave para continuar el negocio?

Luis G. Inman Peraldi



25/2/2020

¿Cuántas empresas en los años ‘80, ‘90 fueron fuertes, icónicas y exitosas?, ¿por qué cerraron?, ¿qué pasó? Podemos mencionar diferentes ramos y categorías: bancos, tiendas de abarrotes, fotografías, tintorerías, refaccionarias, zapaterías, ferreterías, industrias de embutidos, fábricas de hilos y textilerias, de la industrias hotelera y panaderías.

Como todo en la vida tiene un ciclo, también en la vida empresarial hay ciclos. Hay para quienes puede ser corto y otros pueden transcender en el tiempo, aun con el paso de las generaciones.

Sin duda cada socio fundador en su momento de iniciar visualizó que la empresa tuviera una larga y generosa vida empresarial, en la medida en la que fueron creciendo, las circunstancias que se presentaban eran diferentes, por lo mismo las soluciones a los problemas se iban haciendo más complicadas y se enfrentaban a entornos cada vez más adversos.

Sin duda, desde el inicio se establecieron controles y en medida que estos se supervisaban, se podían medir y en consecuencia se tenía la alternativa de mejorarlos. Lo malo es cuando el empresario entra a una zona de confort y asume que como ya puso los controles como tal,  los mismos se llevaran a cabo; sin embargo, la realidad es que con el tiempo esos controles se pueden ir descontrolando.

Veamos querida empresaria y empresario, algunos factores del porqué no pudieron continuar esas empresas.

· Por Tecnología. Si alguna no tomó el riesgo de invertir en lo nuevo que se acercaba, lo que los competidores en la delantera adquirían maquinaria o software novedosos.

· Por falta de Flexibilidad. En los procesos y en la mente del director general ante los cambios.

· Por no hacer alianzas. En esas décadas la información no se compartía y la competencia se veía en otra dimensión.

· Por no reinvertir. Los socios sacaban la mayoría de las utilidades y dejaban poco para reinvertir.

· Por tener demasiado apego. Como mi abuelo y mi papá siguieron con el negocio, yo tengo que seguir con la tradición y estaré hasta el fin de mis días pendiente del negocio.

· Por no capacitar o preparar, las entradas de la 2° y 3° generación.

· Por no admitir a la familia sin un objetivo o exigir un valor agregado. El negocio podía mantener una familia en buenas condiciones y como consecuencia de no tener indicadores a cada miembro de la familia, las empresas ya no podían sostener 2, 3 o 4 familias.

· Por falla de actitud del socio fundador al ver que en un periodo de 50-60 años ya no tendría la misma o suficiente pasión que tuvo al inicio de la empresa.

Podría enumerar más factores, sin embargo considero que también por factores como: competencia, costos, catástrofes y robos. Estos son factores de menor impacto para la continuidad de la empresa.

Sra. y Sr. Empresario ¿qué hacer para poder continuar con la empresa? Tener continuidad y generación de riqueza a través del tiempo de la profesionalización e institucionalización.

Ver más Columnas » Imprimir Columna


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com