Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  15 de Diciembre   
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Columnas » Imprimir Columna

Columna BBVA México

Arnulfo Rodríguez / Carlos Serrano, analistas BBVA



Estancamiento económico impacta cuenta corriente e inversión extranjera directa

27/11/ 2019

El déficit de cuenta corriente disminuyó por 17.2 mil millones de USD en enero-septiembre de 2019 contra el mismo lapso del año previo, lo cual se debió principalmente al mayor superávit mostrado por la balanza de mercancías no petroleras

Después de haber registrado 20.2 mil millones de USD en 2017, el déficit de cuenta corriente aumentó hasta ubicarse en 22.2 mil millones de USD en 2018 (Gráfica 1). En términos de PIB, el déficit de cuenta corriente se mantuvo en 1.8% (Gráfica 2). La información correspondiente al tercer trimestre de 2019 indica que la cuenta corriente registró un superávit de 2.0 mil millones de dólares (mdd), cuya cifra anualizada equivaldría a 0.7% del PIB. Para 2019, prevemos que el déficit de cuenta corriente sea aproximadamente de 1.2 mil mdd (0.1% del PIB

Al analizar el comportamiento de la cuenta corriente correspondiente al tercer trimestre de 2019, ésta registró un menor superávit al observado en el segundo trimestre de 2019. Ello se explica principalmente por el menor superávit registrado en la balanza comercial de mercancías no petroleras, el cual fue parcialmente contrarrestado por el menor déficit en la balanza del ingreso primario.

Cuando comparamos el comportamiento del déficit de cuenta corriente del periodo enero-septiembre de 2019 vs. el mismo lapso del año previo, podemos notar que la disminución en dicho déficit por 17.2 mil mdd se debe principalmente al mayor superávit mostrado por la balanza de mercancías no petroleras y en menor medida al menor déficit en la balanza de servicios (cuadro).

Cuenta corriente y sus componentes en enero-septiembre de 2018 y 2019

(Millones de dólares)

Concepto

Ene-Sep 18 (A)

Ene-Sep 19 (B)

Diferencia (B-A)

Cuenta corriente

 -19,427

-2,187

17,240

Bal. de bienes y servicios

 -17,332

-1,588

15,744

Balanza de bienes

-10,349

2,539

12,888

Bal. mercancías petroleras

-16,197

-15,880

317

Bal. mercancías no petroleras

5,974

18,567

12,593

Bal. bienes adq. en puertos por medios de trans.

-126

-148

-22

Balanza de servicios

-6,983

-4,127

2,856

Bal. de ingreso primario

-26,210

-26,973

-763

Bal. de ingreso secundario

24,115

26,374

2,259

 

Con relación a la Inversión Extranjera Directa Neta (IEDN), este indicador registró 17.5 mil millones de USD en enero-septiembre de 2019 vs. 19.9 mil millones de dólares en el mismo lapso del año previo. Es decir, la IEDN mostró una contracción anual de 11.9%.

Al analizar la información histórica (a partir de 2006) de la IEDN correspondiente a enero-septiembre, es importante mencionar que dicha contracción es la menor de las cinco que han ocurrido desde 2006. El año pasado, la IEDN mostró una variación anual negativa de 23.7% durante enero-septiembre.

El mucho menor déficit de cuenta corriente en enero-septiembre de 2019 respecto el mismo lapso de 2018, así como la contracción anual de dos dígitos en la Inversión Extranjera Directa Neta, son reflejo del estancamiento económico observado en los primeros nueve meses del año.

En particular preocupa el bajo nivel de importaciones de bienes de capital que hace prever que este bajo dinamismo va a continuar.

Valoración

Nuestra previsión de un déficit de cuenta corriente de 0.1% del PIB para 2019 sugiere que el país no enfrenta una situación de vulnerabilidad por choques externos y que inclusive dicho déficit podría financiarse holgadamente con IEDN y remesas. No obstante, es importante reconocer que este mucho menor déficit previsto para 2019 obedece principalmente al comportamiento contracíclico de la balanza comercial.

Con relación al relativo bajo desempeño de la IEDN durante los primeros nueve meses del año, éste podría deberse tanto a factores internos asociados a la desconfianza sobre el proceso de toma de decisiones de políticas públicas como al menor crecimiento económico global, el cual se ha reflejado en una desaceleración en el crecimiento de la manufactura mundial.

Consideramos imperativo que el gobierno federal envíe señales de mayor certidumbre a los inversionistas a través de políticas públicas que fomenten la inversión privada sin cambiar las reglas del juego. Finalmente, la ratificación del TMEC por el Congreso de Estados Unidos es un factor que contribuiría a aumentar los flujos de IED hacia México para los siguientes años.

Ver más Columnas » Imprimir Columna


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com