Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  21 de Julio   
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Columnas » Imprimir Columna

Columna de BBVA

Nathaniel Karp, analista BBVA



Fed: revisión de estrategia, herramientas y comunicación

19/6/2019

Hace casi un año, el Banco de la Reserva Federal (Fed) inició un proceso para revisar su estrategia, herramientas y comunicación de la política monetaria. Conociendo las opiniones de todos aquellos grupos interesados en la economía norteamericana y consultando con expertos en la materia, los miembros del Comité del Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés) realizarán un análisis interno en la segunda mitad del año y presentarán sus conclusiones al público en la primera mitad de 2020.

Si bien el FOMC está satisfecho con el marco actual, considera que puede incrementar su eficiencia ante los cambios ocurridos en los últimos años. Principalmente, la disminución de la tasa de interés natural real, que lleva a tasas nominales más bajas. La primera se encuentra en 0,5%, similar al promedio de los últimos siete años y significativamente menor al promedio de 2,8% entre 1991 y 2007. En tanto que la tasa de fondos federales se ubica en 2,4%; 180 puntos base menor a su promedio entre 1991 y 2007.

Esto implica que, ante un cambio de ciclo, el FOMC no podrá reducir la tasa de interés como en otros períodos recesivos, limitando el apoyo al gasto y al empleo. Además, será más difícil evitar que la inflación disminuya excesivamente. Igualmente, existe una mayor probabilidad de que la tasa de fondos federales se ubique cerca de la banda inferior de 0%.

Adicionalmente, la respuesta de la inflación a la disminución en la capacidad ociosa de la economía ha disminuido significativamente. Si bien la tasa de desempleo se ubica en su mínimo en 50 años, la inflación subyacente es 1,6% y solo ha alcanzado el objetivo de 2% o más en seis de los últimos 127 meses. Esto eleva el riesgo de que las expectativas de inflación de largo plazo se anclen por debajo del objetivo, mermando así la credibilidad de la Fed.

En vista de lo anterior, la revisión busca responder a tres preguntas: ¿Puede la Fed cumplir su mandato constitucional con la estrategia actual o esta debe reformularse para revertir el incumplimiento del objetivo de inflación? ¿Son adecuados los instrumentos actuales o se deben explorar nuevas herramientas? ¿Cómo se puede mejorar la implementación de la política monetaria y la comunicación al público?

Con respecto a la primera pregunta, las principales alternativas que se discuten incluyen elevar el objetivo de inflación, adoptar un objetivo multianual, transitar a un rango de inflación, asumir un objetivo basado en el nivel de precios, alcanzar una meta sobre el nivel de PIB nominal y modificar la regla de política monetaria. La mayoría de estas opciones harían que, si la inflación permanece debajo del objetivo por un período determinado, la Fed buscaría alcanzar una inflación mayor para compensar los errores del pasado.

Sobre la segunda pregunta, la Fed analizará la eficacia de las herramientas desplegadas durante la Gran Recesión, como la compra de bonos y la orientación de expectativas (forward guidance).

Además, estudiará si es conveniente evitar que el rendimiento de los bonos del Gobierno rebase cierto nivel. Primero, la Fed podría atar los bonos de corto plazo y, de ser necesario, la intervención podría ampliarse a bonos con mayor vencimiento. También examinará la tasa de interés negativa, aunque esta opción casi no tiene adeptos.

Finalmente, el FOMC explorará alternativas para mejorar la comunicación proporcionando más información sobre la interacción entre la política monetaria y la estabilidad financiera, simplificando los comunicados, ofreciendo mayor detalle sobre los supuestos detrás de las previsiones y siendo explícito sobre los riesgos e incertidumbre y su impacto en la tasa de interés.

Por ahora, todo indica que los posibles ajustes serán moderados favoreciendo la adopción de un objetivo de inflación multianual o promedio, a fin de compensar períodos de baja inflación y evitar que las expectativas se anclen por debajo del objetivo.

En caso de ser necesario, la Fed recurrirá a la compra de activos que se valora como una opción preferible a otras alternativas.

Asimismo, buscará mayor transparencia en su comunicación realizando cambios en la difusión de sus comunicados y previsiones. No obstante, la gran duda es si la revisión llegará a tiempo antes del próximo cambio de ciclo.

Ver más Columnas » Imprimir Columna


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com