Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  17 de Julio   
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Columnas » Imprimir Columna

Opinar para construir

Luis G. Inman Peraldi



16/4/2019

¿Qué se requiere para que un empresario suelte las riendas de la empresa a la siguiente generación?

Es una pregunta que me hacen muchas veces  durante las pláticas que doy en foros para emprendedores, y la respuesta está en múltiples factores y circunstancias porque cada circunstancia es diferente  a las demás.

Sin duda el empresario quiere que su negocio trascienda y que cada año sea más exitoso de como lo tiene, por supuesto que genere más riqueza y alcance para vivir a los que se quedan y los que entran al relevo.

Sin duda hay dos escenarios para la transición:

Uno es que sea repentino, ya sea por un evento de enfermedad terminal o muerte, y el otro que sea una sucesión natural y preparada con tiempo.

El integrante familiar o no, seguramente entra a la empresa en un puesto que pueda sensibilizarse rápidamente en el negocio. El lugar indicado para obtener esta capacitación y sensibilización está en el departamento de ventas,  porque es donde puede demostrar musculo y postularse a suceder.

Paralelamente puede ser observado, analizar su desempeño y sus intereses en las diferentes áreas de la empresa.

El primer paso que el empresario debe dar, es soltar el apego y empezar a delegar. Se debe establecer lo que sí  y lo que no,  debe quedar definido para ambas partes las obligaciones y derechos dentro de la empresa, sus alcances y sus limitaciones, pero sobre todo los resultados que se van a tener.

Es indispensable valorar si se requiere capacitación ya sea interna o buscar a un externo para que los resultados sean más contundentes.

Sra. y Sr. empresario entendamos que los tiempos y forma que cuando iniciamos la empresa son totalmente diferentes a los actuales y no queramos a que pase por nuestra cabeza la frase: Que le cueste trabajo, que empiece desde cero.

Si el empresario lleva un camino recorrido, que sin duda le costó mucho esfuerzo y tiempo, es  momento de potencializar la experiencia para que el sucesor pueda generar más riqueza, en el menor tiempo posible.

Ahora, poniéndonos en el lugar del que inicia, debe estar consciente que tiene muchos retos, si desea hacer lo mismo obtendrá resultados similares a los actuales, por lo que tendrá que innovar, y ejecutar cambios para que vea resultados diferentes.

Aquí aplica una máxima: “Equivócate muchas veces, pero equivócate barato”

Sra. y Sr. empresario debemos tener paciencia, seguridad y decretar el universo que el sucesor va a superar todo lo que hemos construido.

Ver más Columnas » Imprimir Columna


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com