Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  21 de Mayo   
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Columnas » Imprimir Columna

Columna CMPIC





La corrupción en la industria de la construcción y la exclusión de las mujeres

Maribel Miceli Maza, presidenta nacional del Colegio de Mujeres Profesionales de la Industria de la Construcción A.C. (CMPIC).


26/2/2019

La industria de la construcción es, en todas sus fases, y según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), una de las industrias más proclives a la corrupción. La razón, de acuerdo con el mismo organismo, es la ausencia de instituciones eficaces y efectivas. Esta Industria está tan ligada a la corrupción, con grandes ejemplos como, Odebrecht, la famosa Casa Blanca, el socavón, por mencionar algunos a nivel nacional.

De acuerdo a Deloitte1 en México, la corrupción se debe a diversos factores, entre ellos, que el sector sea uno de los que maneja granes flujos de recursos, que aún existan procesos con una involucración alta del factor humano, y la complejidad técnica que deriva en ajustes de diseño y por tanto impacta en sobrecostos.

En ese sentido, y realizando breve diagnóstico de la industria, gran parte de los proyectos ejecutados presentan sobrecostos, incluso la Auditoría Superior de la Federación estima que la desviación promedio es de hasta 140%2.

Según el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, los recursos federales aprobados en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para Chiapas3 en 2019 rebasa los 30 mmdp para infraestructura y a pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador inició una lucha frontal y sin treguan en contra de la corrupción, en Chiapas parece que se necesitarán esfuerzos mayores para erradicarla de la Industria de la Construcción.

Algunos supuestos que indican que deben implementarse medidas más eficaces en el combate a la corrupción:

• Es necesario transparentar la asignación de obras públicas de los tres niveles de gobierno: Federal, Estatal y Municipal; esto permitirá ver la concentración de obras en unos cuantos, esos cuantos (los mismos de siempre), que incluso llegan a tener varias empresas con prestanombres o empresas fantasmas que son de funcionarios públicos (como las que denunciara el exlegislador Guillermo Rafael Santiago Rodríguez, que documentó en una gira contra la corrupción en 2017, denunció con pruebas y no ocurrió nada).

Es un secreto a voces que, en Chiapas, en dependencias donde continúa el mismo titular a la cabeza, siguen asignando obras con las mismas prácticas de anteriores gobiernos.

• Líderes de organismos empresariales que se han prestado desde siempre a estas prácticas corruptas para beneficiar a unos cuantos, no a todos sus representados, continúan con la simulación de firma de convenios; estos convenios son el pretexto que les permite llevar a cabo (sin mencionarlo en los mismos) opacidad y componendas corruptas.

• Presidentes Municipales que siguen pidiendo los llamados “moches” para otorgar contratos. En algunos casos donde los municipios están gobernados por alcaldesas, son los esposos que se la pasan en reuniones en la capital del estado, buscando constructores a modo, previa “cuota”. Entre otros.

Si bien es cierto, que es la corrupción en la industria de la construcción, una de las principales causas que tienen al estado en la mayor pobreza, con múltiples obras deficientes y otras más inoperantes; y siendo esta industria, la que mayor empleos genera en Chiapas, en la que desde hace tres sexenios se fueron incrementando los actos de corrupción hasta llegar a límites inimaginables, tal es el caso, que a un exfuncionario del gobierno saliente le apodaban el 22%. El efecto es el empobrecimiento, porque la construcción de infraestructura tiene un impacto indirecto en más de 60 ramas de la economía. Como ejemplo tenemos que los países desarrollados para incrementar su nivel económico, invierten en infraestructura.

Los actos de corrupción que se desarrollan “entre cuates”, también propician desigualdad; porque terminan siendo privilegiados con la obra pública unos cuantos; afectando a hombres y mujeres empresarios de la construcción en Chiapas y en México; sin embargo, el efecto negativo es mayor en las mujeres empresarias, porque también tiene que ver con prácticas discriminatorias de género.

La Industria de la Construcción tiene una deuda pendiente con nosotras, Chiapas y todo México tienen una deuda pendiente con nosotras; por el trato diferenciado y la desigualdad de oportunidades, la cual ha sido una constante para las mujeres que nos dedicamos a este sector y que al igual que nuestros compañeros, generamos empleos y construimos obras de calidad en tiempo y forma.

El 90% de esta industria pertenece a la micro y pequeña empresa, y en ese rango nos encontramos la mayoría de las mujeres; un 6% corresponde a la empresa mediana y solo un 4% pertenece a la llamada grande y mega.

No pedimos privilegios, sino igualdad de oportunidades que por derecho nos corresponde.

En respuesta y contribución al esfuerzo que realizan tanto el presidente Lic. Andrés Manuel López Obrador como el gobernador Dr. Rutilio Escandón Cadenas, proponemos respetuosamente:

1. Que el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Honestidad y Función Pública abra un portal de denuncias, donde quien denuncie tenga la protección del anonimato; porque denunciar la corrupción no es tarea fácil y muchos no lo hacen por miedo.

2. Proponemos también, que se forme un comité ciudadano con personas honorables y grupo colegiado para la vigilancia y seguimiento con transparencia de la obra pública, donde participemos las integrantes del Colegio de Mujeres Profesionales de la Industria de la Construcción (CMPIC) como parte de nuestra obligación y contribución a la Cuarta Transformación en Chiapas, en el combate a la corrupción en la Industria de la Construcción;

3. Asimismo, que se aplique la reciente Ley que castiga por primera vez en México estos actos de corrupción.

4. Ponemos también a disposición nuestra filial, Fundación CMPIC, para la formación de cuadros de jóvenes empresarios (hombres y mujeres) con los diplomados de: a. Honestidad, Valores y ética Empresarial b. Formación Empresarial c. Oratoria y Comunicación Formal para líderes empresariales.

¡Nunca más, un México sin nosotras!

Publicado originalmente por Colegio de Mujeres Profesionales de la Industria de la Construcción

Ver más Columnas » Imprimir Columna


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com