Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  16 de Julio   
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Columnas » Imprimir Columna

Qué leen y cómo leen los jóvenes





José Morales Melo


11/7/2018

En el año de 2015 se realizó la Primera encuesta Nacional sobre Consumo Digital y Lectura por varias organizaciones y universidades. Los datos obtenidos resultan muy reveladores de lo que es la manera de actuar y lo que debemos prever los que nos dedicamos a promover la lectura entre los jóvenes de nuestro país.

Para iniciar con los resultados podríamos señalar que en todos los encuestados cuentan con un smartphone y a través de él se estima que en promedio pasan 5 horas al día entre semana conectados a internet, los fines de semana la exposición a este medio aumenta a unas 8.1 horas.

Los horarios en los que más están conectados son entre las 3 de la tarde y 12 de la noche, el dispositivo con el que más se usa el internet es el smartphone, seguido por la laptop y las tablets.

El smartphone es un objeto muy preciado para comunicarse, conectar, entretener, relacionar, incluir, distinguir y apropiarse de información.

La mayoría de los jóvenes se conectan a internet con servicios de prepago de las empresas telefónicas, invirtiendo doscientos pesos al mes en promedio. El internet en el hogar es muy frecuente pues de cada diez, ocho tienen acceso a  este servicio.

El uso más frecuente que se le da al internet es el de la comunicación interpersonal y de convivencia en redes sociales, también es una herramienta necesaria para la escuela y el trabajo y un medio de entretenimiento para escuchar música y ver videos. Se observa que también se usa de acceso a la lectura por iniciativa, como investigar temas de interés y leer noticias.

Tres de cada diez jóvenes usan internet para leer libros. El consumo de información noticiosa presenta un patrón muy marcado entre ellos puesto que casi nunca refieren a un medio informativo propiamente dicho como su fuente. Generalmente el tipo de información que llega a sus manos ha sido previamente interpretada y viralizada en mensajes muy breves de fácil lectura y amigables en su formato para los smartphones. Este fenómeno ocasiona que se consuman contenidos que no necesariamente son verosímiles y que se distinguen por ser tendenciosos y con alta carga de amarillismo y sarcasmo.

Los jóvenes advierten cuatro tipos de lectura: Por gusto; Lectura para aprender; Para informarte u orientarte y Lectura por obligación.

La lectura por gusto es la que se hace sin estar presionado, sin que nadie te obligue y la que se usa para conocer teniendo un interés personal. La que no da flojera y la que se hace para despertar la imaginación.

La lectura para aprender te puede gustar o no, pero es importante, puede ayudar a ser mejor persona, más educada e instruida

La lectura para informarte sobre noticias, la consultas por curiosidad, tiene temas prácticos y da información más allá de las tareas.

Finalmente la lectura por obligación son las tareas escolares y algunas materias que no les gustan, se deben hacer pero la temática no necesariamente es de su interés. Es aburrida, pesada se lee con tedio.

Estos hábitos están cada día más arraigados entre jóvenes y niños lo cual deberemos considerar para futuras acciones en el ámbito de la cultura

 

Ver más Columnas » Imprimir Columna


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com