Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  17 de Diciembre   
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Columnas » Imprimir Columna

Opinar para construir

Luis G. Inman Peraldi



Cultura de  Esfuerzo

28/11/2017

Aprendí mucho de mi padre, aunque lo tuve pocos años, murió cuando yo tenía 15 años, desde que recuerdo siempre visualicé y percibí su cultura de esfuerzo.

Nuestra posición económica era favorable, así como el ambiente familiar y yo fui el menor de 5 hermanos. Recuerdo que un día le regalamos a mi papá un equipo para bolear zapatos, mismo que usaba todas las mañanas para limpiar sus zapatos y yo lo observaba.

Un día en vacaciones me ofrecí para bolear sus zapatos, gustoso aceptó mi ofrecimiento y me preguntó ¿cuánto cobras? Llegamos a un acuerdo y pactamos 20 centavos la boleada. En ese momento me dio a bolear todos sus zapatos, hasta los que usaba para jugar golf.

Seguí ofreciendo el servicio de bolear zapatos a mi mamá y a mis hermanos mayores, eso me hacía feliz porque todos aceptaban mí oferta y así logre juntar algunos pesos.

Llegó el día que en la casa ya no había a quien bolear, le cuestioné esto a mi papa y me dijo: vete a las casas  de los vecinos, seguramente conseguirás muchas boleadas.

Aún recuerdo la expresión de mi mamá: ¡¿Santiago cómo es posible que lo mandes a bolear los zapatos de los vecinos?! ¡¿Para qué haces que este niño sea ambicioso?!

Con suficiente material para bolear y sin necesidad económica, seguí al pie de la letra el consejo de mi papá y empecé a tocar las puertas de los vecinos para ofrecer mis servicios. Seguramente al abrir la puerta y ver un infante de 8 años demostrando mis ganas de trabajar, los vecinos no dudaban en darme todos los zapatos para su aseo.

Tiempo después mi papá me regaló una alcancía que le obsequiaron en el banco, en forma de caja fuerte con combinación, para que yo ahorrara el dinero que ganaba y no lo despilfarrara.

Recuerdo que heredé los patines de mis hermanos, tenían ruedas de acero, hacían mucho ruido y no tenían buen agarre en las banquetas de cemento pulido. Pero en los años 70 empezaron a vender los patines con ruedas de plástico, eran silenciosos. Le comenté a mi papá que quería esos patines, a lo que me cuestionó: ¿cuánto dinero tienes ahorrado? Cómpralos y yo te acompleto.

Y así fue como mi padre quería ver que yo demostrara mi esfuerzo para que yo mismo cumpliera con mis objetivos.

Un día de adolescente, mi bicicleta rodada 24 ya tenía sus años y había salido al mundo la bicicleta ¡“Vagabundo” estilo chopper! Sin duda le comenté a mi guía de negocios que quería cambiar de bicicleta y me respondió con la sencillez de hombre norteño que lo caracterizaba:

“Si quieres una nueva bicicleta, vende la vieja”.

Mi primera pregunta fue ¿Cómo hacerlo?

Las instrucciones fueron claras: ve al periódico, pones un anuncio en clasificados, pones bien los datos de la bicicleta y la dirección.

Con temor fui a poner el anuncio, pero a los pocos días las personas empezaron a preguntar por la bicicleta, casualmente estaba mi papá en casa y acudí emocionado a comentarle que habían venido a preguntar por la bicicleta. Le pedí que me acompañara a lo que se negó rotundamente, indicándome que era yo quien debía venderla.

No recuerdo si sentía temor o inseguridad para mostrar mi bicicleta y poner un precio fijo. Pero, un buen día logré vender esa bicicleta y con el dinero di el enganche para que mi papá apartara la nueva bicicleta Vagabundo.

Así fue como aprendí a perder el miedo de hacer algo, a vender y, sobre todo, aprendí el valor de desprenderme de algo para conseguir mi objetivo. Aprendí a conocerme a mí mismo y a sacarle provecho a mis habilidades.

Hoy y siempre he reconocido la cultura y formación del esfuerzo que se vivía en familia.

Lo que más admiro de mi padre fue su sentido de prosperidad.

Ver más Columnas » Imprimir Columna


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com