Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  20 de Octubre   
Méx. Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo
EU Venta de Casas Existentes
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Columnas » Imprimir Columna

Saber sin fin

Abel Pérez Rojas



Cierre de periódicos y éxodo de periodistas ¿única alternativa?

11/4/20217

El cierre por motivos de seguridad, de la edición impresa del periódico Norte de Ciudad Juárez, pone nuevamente en el foco de la atención pública lo altamente riesgoso que  implica desarrollar el periodismo en México, ¿cuántos periódicos más cerrarán para protegerse?, ¿acaso sólo el refugio en el extranjero puede proteger a los periodistas?

Es del conocimiento público que México es uno de los países más peligrosos para el ejercicio periodístico, desgraciadamente ese triste calificativo corresponde tanto por la frecuencia y gravedad de las agresiones, como por la impunidad, que al fin y al cabo se termina convirtiendo en un factor que las alienta.

Por ejemplo, de acuerdo con una investigación realizada por animalpolitico.com, del 2010 al 2016 se registraron 798 denuncias por agresiones contra periodistas, pero de ese universo sólo hay registro de tres sentencias condenatorias, no obstante que 47 fueron por homicidio.

En otras palabras, casi tienen asegurada total impunidad los agresores de periodistas en México.

Todo esto son malas noticias para la libertad de expresión y de comunicación de los mexicanos, porque indudablemente hay un retroceso en la vida democrática de nuestro país.

La sociedad pierde cuando alguien opta por callar ante el temor de que una bala acabe con su vida o con la de un ser querido.

Gana la impunidad y el crimen en las sociedades cuya vox populi sabe muy bien lo que sucede, pero no hay las condiciones para que las plumas, los micrófonos o las cámaras puedan realizar su trabajo con plena libertad y certidumbre.

No sabemos cuántos periódicos más seguirán el ejemplo de Norte de Ciudad Juárez, pero no es difícil adelantar que pase lo que pase, los efectos nocivos serán padecidos por varias generaciones de mexicanos.

¿Acaso usted ve un remedio a esta situación en el corto y mediano plazo?

¿Será que sólo queda a los periodistas y comunicadores sin censura optar por el éxodo y refugiarse en algún otro país para desde ahí puedan continuar su labor?

Pareciera que cómo van las cosas las cosas no queda de otra.

Vale la pena repensar con detenimiento las palabras de óscar A. Cantú, presidente fundador de Norte de Ciudad Juárez:

“Cumplí como ser humano, como ciudadano, como creí conveniente hacerlo, con convicción y amor por mi ciudad; luché acompañado de colaboradores leales hasta el final, a quienes les estoy infinitamente agradecido.

“Todo en la vida tiene un principio y un fin, un precio que pagar. Y si este es la vida, no estoy dispuesto a que lo pague ni uno más de mis colaboradores, tampoco con mi persona”.

Hace mucho que México dejó de ser una sociedad democrática, porque ninguna sociedad que se precie de serlo puede permitirse con tal descaro las agresiones a su prensa.

Por cierto, el homicidio de Miroslava Breach Velducea, colaboradora de La Jornada y Norte de Ciudad Juárez debe ser castigado, al igual que el de cientos de compañeros de los últimos años.

Mientras tanto sigue estando la pregunta en el aire: ¿cuántos periódicos más cerrarán sus puertas por seguridad y cuántos periodistas más emigrarán de estas tierras?

¿Qué le parece?

@abelpr5

Escritor y educador permanente.

Ver más Columnas » Imprimir Columna


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com