Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
 
 
Tu página de Inicio
Núm. de Edición: 0

 
Puebla, Pue., México
 
 
 
 
 
   
  16 de Diciembre   
   
 
Búsqueda general:
 
 
 
 
 
Ver más Columnas » Imprimir Columna

Opinar para construir

Luis Gerardo Inman Peraldi



Hambre de poder

4/4/2017

En días recientes vi una película que me atrapó y encantó incluso desde el título: “Hambre de poder”, en inglés se puede encontrar como The Founder.

Además, mi querido lector, quiero comentarte que si las películas son basadas en hechos reales, ésta en particular me transportó en el tiempo, asumiendo en lo personal el rol de los protagonistas; en otras palabras, me apasionó realmente.

Cabe recalcar que la película es un documental, es una obra que cuenta la historia del nacimiento de una empresa ahora icónica: McDonald’s

El protagonista y hombre de negocios, Ray Kroc, inició en la trama vendiendo mezcladoras para hacer malteadas, a sus 52 años. Tocando puertas por toda la nación norteamericana no veía que su oportunidad de crecer se diera.

Se encontraba en dificultades ya que no estaba logrando vender esas mezcladoras hasta que conoció, en su restaurante, a los hermanos Dick y Mac McDonald (por cierto, muy conservadores); ellos tenían una novedosa manera de producir hamburguesas rápidamente, pero su visión solo estaba en un ángulo de 60 grados. Tenían mucha creatividad, pero no visión para expandir en grande su empresa.

El vendedor Ray se les acercó y cuando conoció el negocio les dijo: ¡Hagamos una franquicia! A lo que los hermanos McDonald contestaron que ya lo habían intentado previamente y la idea fracasó, dado que no pudieron tener el control de calidad fuera de su sede principal.

Ahí fue donde Ray, con una visión de 360 grados, personalidad firme, audacia y hambre de éxito comenzó a hacer franquicias, creció y creció venciendo obstáculos, incluso los mismos fundadores se encontraban en una negativa constante con sus nuevas ideas.

Al caminar en paralelo con los fundadores, Ray empezó a no respetar el contrato con el objetivo de poder crecer. Empezó a trabajar en equipo: con analistas financieros que le ayudaron a identificar el tipo de negocio en el que estaba.

Un analista financiero, en una junta, le preguntó directamente: ¿En qué negocio estás Ray?, a lo que Ray afirmó: “En el de hamburguesas, que no se requiere platos ni tenedores y se come en cualquier lugar; además, lo puedes comer de una manera rápida”. El financiero, con una perspectiva y visión diferente le dijo: “No Ray, no estás en el negocio de hamburguesas, estás en el negocio de los bienes raíces”.

La visión de Ray y su hambre de poder lo llevaron a visualizar a su naciente empresa como un nuevo ícono para la población general, la nueva iglesia norteamericana, que abre no solo los domingos.

Su acertada manera de ver el mercado potencial y su ímpetu creó el concepto de lo que hoy conocemos como la comida rápida (fast food). Actualmente su marca se encuentra en todos los países del mundo, con más de 1 mil 600 puntos de venta.

Aparte de tener todas las cualidades de un empresario con hambre de poder, Ray contó con un ingrediente esencial en su estructura mental y que lo llevó a crear el imperio que existe en nuestros días: ¡Perseverancia!

Sin embargo, también agregó una cualidad más, tomó riesgos. Para poder crecer hipotecó su casa, misma que estuvo a punto de perder. Arriesgó todo para aplicar su idea, y tuvo la fortuna y visión de acertar en el momento exacto.

Por esto, señora y señor empresario, felicito y me pongo de pie ante todos aquellos empresarios visionarios, audaces, tomadores de riesgos y que tienen hambre de poder; que perseveran en su búsqueda por el crecimiento de sus negocios y no se dejan vencer.

Ver más Columnas » Imprimir Columna


 
 
contacto@balance-financiero.com
Inicio | Quiénes somos | Mapa del sitio | Recomienda el sitio | Contacto
Notas del día | Colaboraciones académicos | Industria | Tecnología | Economía | Comercio | Columnas | Empresas | Directorio | Ligas de Interés
http://agilsoluciones.com